Clases de teatro para adultos y jóvenes

La mejor gimnasia para tu cerebro

Clases de teatro para adultos y jóvenes

La mejor gimnasia para tu cerebro

Las clases de teatro para adultos y jóvenes de Liceum ofrece a personas de estas franjas de edad una oportunidad única de desarrollo personal. En la que, además de divertirse, mejorán muchas de sus habilidades físicas y psíquicas sin apenas darse cuenta.

Cada una de las clases de teatro que se imparten en el taller son distintas. Los participantes no solo llevan a cabo diferentes juegos, sino que también son protagonistas de su propia creación. Explorando los límites de su imaginación y creatividad y haciendo que interactúen con los del resto de sus compañeros.

Además, a medida que las sesiones avanzan, los asistentes van desarrollando un conocimiento más profundo del arte dramático. Entendiendo mejor los principios del teatro y desarrollando una mayor sensibilidad hacia las obras a las que acuden como espectadores.

Historia del teatro

El teatro es una de las artes más antiguas desarrolladas por el ser humano. Y, de hecho, forma parte de su naturaleza.

Sus orígenes datan de la prehistoria, y se encuentran en antiguos ritos que el ser humano utilizaba para expresarse. Imitando a animales cuando se disponía a cazarlos o exteriorizando su pena o alegría ante algún acontecimiento.

El nacimiento del germen de lo que hoy conocemos como teatro tuvo lugar en Grecia. Primero con la tragedia y luego con la comedia. Algunos de los dramaturgos griegos más famosos fueron Eurípides, Sófocles, Esquilo. Quienes recogían en sus obras diferentes mitos o temas cotidianos de la Antigua Grecia.

El teatro griego inspiró al romano, que se desarrolló a partir de antiguos espectáculos etruscos. Este tipo de teatro gozaba de una gran aceptación por parte del público. Al igual que sucedería con la pantomima, en la que se integraban mimo, danza y canto.

Con la llegada de la época medieval, el teatro pasa a representarse en un primer lugar en iglesias. Para ir desplazándose poco a poco hacia calles y plazas. Incorporando además nuevas temáticas, no solo la religiosa.

Con el paso de los años, el teatro va explorando nuevas temáticas y escenarios, hasta llegar al momento actual. A partir del siglo XX, lo visual pasa a tener un mayor peso. Así como la dirección artística, escenografía y la mezcla de estilos.

Hoy, el teatro se ha convertido en uno de los recursos culturales más ricos con los que contamos. Además de una herramienta de desarrollo personal que permite a niños y personas de todas las edades mejorar muchas de sus capacidades. Tanto a nivel físico como mental y emocional.

Las clases de teatro para adultos y jóvenes les ayudan a mejorar su inteligencia intrapersonal

Beneficios de las clases de teatro para adultos y jóvenes

La ciencia y la neuróbica han demostrado que son muchos los beneficios del teatro. Estos son algunos de ellos:

  • Mejora la integración social, lo que se traduce en una incremento de la esperanza de vida: El teatro es un estupendo instrumento de socialización. A través de él, nos comunicamos e interactuamos constantemente con el otro. Acciones que, según estudios científicos, pueden ser tan determinantes para evaluar la esperanza de vida de una persona como son el consumo de tabaco o la práctica de ejercicio físico.
  • Aumenta la creatividad y la capacidad de respuesta ante los problemas: Una de las actividades más habituales en el taller de teatro para adultos y jóvenes de Liceum es la improvisación. En ella, tenemos que poner en marcha nuestro cerebro para responder rápidamente a lo que el entorno exige. Lo que hace que aumente nuestra capacidad para dar respuesta a los acontencimientos que van surgiendo y nos convierte en personas más creativas.
  • Ayuda a vencer la timidez y afrontar los bloqueos emocionales en un entorno divertido y seguro: Muy pocas personas se sienten completamente capaces de hablar en público con comodidad. A otras les cuesta iniciar conversaciones a menos que sea en compañía de amigos con los que tengan mucha confianza. Y también hay otras a las que les gustaría expresarse de manera más asertiva. El teatro supone una excelente actividad para todas ellas, ayudándolas a superar bloqueos emocionales y mejorando sus capacidades intrapersonales e interpersonales.

Además de estos beneficios, la práctica del teatro:

  • Aumenta la memoria.
  • Mejora la empatía.
  • Desarrolla la inteligencia corporal-cinestésica.
  • Mejora la capacidad lingüística y de comunicación.

Aún hay más beneficios, pero queremos que los descubras en las clases de teatro para adultos y jóvenes de Liceum.

Clases de teatro para adultos y jóvenes en Liceum: El lugar para ser quien quieras ser

Las clases de teatro para adultos y jóvenes de Liceum están diseñadas para que te diviertas mientras aprendes sin darte cuenta. Trabajando siempre en grupos reducidos y con un seguimiento individualizado por parte del profesor.

Impartido por un profesional del teatro con experiencia contrastada en la enseñanza de esta disciplina, irás desarrollando poco a poco tu vis cómica y tu capacidad dramática. Al tiempo que descubres todo lo que puedes transmitir con tu gesto, voz y movimientos.

Además de ser el protagonista de tu propio aprendizaje, aprenderás a comprender el teatro de una forma más global y profunda. Entendiendo cómo se diseña una escenografía o se elige un vestuario. Y siendo testigo de cómo se dirige al actor y se elige su puesta en escena.

Si quieres conocer más sobre las clases de de teatro para adultos y jóvenes de Liceum, ven a visitarnos. Te enseñaremos nuestras instalaciones y te daremos toda la información que necesites para descubrir todo lo que puede ofrecerte. Te esperamos.

SESIONES
1 HORA / 1 DÍA A LA SEMANA

HORARIOSME APUNTO
¡Comparto!